3. Cuánto

May 22, 2017

Lo primero de todo tiene que ser la ética. Por supuesto que queremos triunfar, entendiendo triunfar como llegar al mayor número de personas, ser reconocidos y aplaudidos e incluso ganar una retribución digna por nuestro trabajo. Pero no vale triunfar de cualquier manera.

 

No sé cómo lo hemos hecho pero llevamos ya doce años con esta tontería, y he visto a miles de grupos crearse y desaparecer, auto-consumirse en su propia ansia de éxito. Trazando planes estratégicos, leyendo libros de auto ayuda musical y copiando al dedillo conductas de bandas “triunfadoras” sin pararse a reflexionar sobre su idoneidad.

 

Lo primero de todo es estar a gusto con uno mismo. Eso se nota en un escenario o en facebook. Creo que la gente agradece algo de naturalidad, y si no la agradece que se busquen a otro bufón.

 

Cada vez los métodos de los artistas se parecen más a los de Iberdrola o Coca-Cola. Concursos, merchandising, diplomacia extrema, buenrollismo edulcorado, algunos incluso se inventan un apodo para nombrar a sus propios seguidores, ponen nombres bien sonantes a giras irrisorias por antros medio vacíos, campañas de promoción más parecidas a las llamadas de Jazztel a las tres de la tarde, miles de emoticonos y palabras en mayúsculas, teaser, anuncios que anuncian cuentas atrás que nunca terminan y un sinfín de locuras. Todo menos música.

 

No digo que estas prácticas no sean interesantes, pueden ser productivas e incluso creativas. Pero hay que llevarlas a cabo con sumo cuidado, hay que reflexionar sobre ellas.

 

Últimamente tengo en la mente la idea de las camisetas. Personalmente no compro nada, ni discos ni camisetas, ni nada de nada. Aunque mentiría si dijera que no me gustaría ver una camiseta de J.J. Sprondel por ahí. Pero cuando te planteas como hacerlo, lo primero que piensas es, vamos a buscar las más baratas. Porque si no, es difícil venderlas. El problema está en que el mundo está hasta arriba de camisetas y no quiero saber que hay detrás de una camiseta de un euro.

 

Las camisetas pueden cumplir una gran labor promocional, pero ¿a cambio de qué? De tu alma, de tus principios y tus valores, de tu coherencia. Incluso fabricar discos me duele un poquito, primero porque yo no compro discos y segundo porque creo que el petróleo está pasado de moda. Aún así seguimos haciéndolo porque nos ayudan a mantener a flote esta empresa y porque sabemos que hay muchos que los compran y los machacan una y otra vez en el coche.

 

Espero que algún día dejemos de fabricar discos, que la huella que dejemos en la tierra cuando nos marchemos no tarde en descomponerse miles de años. Este tema habla un poco de eso, no sé a qué suena pero tiene un par de solos de esos que están improvisados de verdad y si suena bien es gracias a los sintes del polifacético Gonzalo Presa.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

  • Black YouTube Icon
  • Black Facebook Icon
  • Black SoundCloud Icon
  • Black Twitter Icon
  • Instagram - Black Circle

Colabora con J.J. Sprondel haciendo una donación